Tocando las estrellas

Dicen que el hombre es el único animal que mira al cielo. A veces por romanticismo, otras por deseos de aprender. Dos profesores de este centro, Javier Caballos y José Manuel García, hemos disfrutado estos días atrás de lo segundo gracias a un curso de astrofísica organizado por la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo en su sede de Tenerife. El objetivo principal del mismo es potenciar la inclusión en el curriculum de contenidos de astronomía, ya de por sí atractivos, estimulando al alumno y al profesor a investigar en las infinitas posibilidades que esta parcela del conocimiento ofrece. A lo largo de distintas ponencias, figuras del primer orden mundial, que están investigando temas punteros de primerísima actualidad, tales como las ondas gravitacionales, y las perturbaciones de fondo del espectro de microondas provocadas por el universo primitivo, simplificaron y adaptaron sus conocimientos para hablarnos de conceptos como el nacimiento y muerte de las estrellas, la química del medio interestelar, la posibilidad de vida inteligente y el Big Bang, entre otros. También disfrutamos de la impagable experiencia de subir al observatorio astronómico del Teide, referente a nivel internacional, y hacer observaciones por telescopios ópticos, de infrarrojos, de microondas,… La cantidad de ideas y recursos con las que venimos no os la vamos a contar, las viviréis en el aula. Pero no podemos dejar de adelantaros que tendremos el lujo de vivir una sesión en directo vía webcam para que de la mano de Alfred Rosenberg, astrofísico apasionado y divulgador impagable,  dirijamos uno de esos telescopios hacia los objetos que queramos observar. Disfrutad del verano, y mirad al cielo.