Testimonios que dejan huellas.

Hay testimonios que dejan huellas, visitas que recibimos en nuestras clases que a nuestros/as alumnos les entusiasman, les abren puertas al compromiso con los/as demás, a dejarse interpelar por el mundo y replantearse sus actitudes en la vida.

Cuando conocimos al P. Francisco todos/as nos quedamos encantados, atraídos por la fuerza de su personalidad, por la ternura con la que explicaba los cambios en su vida, después de sentir la Llamada de Jesús, así con mayúsculas y su mensaje, igual a través del tiempo, de dejarlo todo y seguirlo. Y ese dejarlo todo en el caso de Francisco era mucho, un trabajo estupendo, después de muchos estudios, muchas cosas materiales y gente muy cercana, a nivel personal, a la que le unía muchos vínculos afectivos. Nos contaba que, pese a todo, su vida estaba vacía de sentido, aunque llena de tantas cosas y necesitaba un empezar de nuevo, un ilusionarse con todo y un empuje hacia nuevos horizontes más eternos, más espirituales... Así fue su búsqueda incansable en ese camino al sacerdocio, a ser pies fuertes y manos, cercanas y cálidas, de Jesús en este mundo que compartimos, tan malherido a veces y tan insensible al sufrimiento ajeno.

Vamos a conocer a través de esta entrevista que nos envió, un poco más, a esta gran persona, que ha sido un auténtico regalo para nosotros-as.

Francisco Javier Varela Figueroa, natural de Jerez de la Frontera, es párroco de Santa María de las Virtudes, Villamartín. Tiene Estudios especializados en:

Psicología en Universidad de Sevilla;

Experto en Terapia Sexual en Fundación Amara.

Experto en Creatividad y Valores en Francisco de Vitoria y Escuela de Pensamiento y Creatividad.

Experto en Terapia Cognitivo Conductual en UNED.

Licenciatura en Estudios eclesiásticos en la Universidad Pontificia de Salamanca.

Os dejo la entrevista completa en el enlace de este blog de cultura religiosa que usamos en la clase. Gracias, desde aquí, por la bondad con la que nos ofreció su amistad y con la que nos comunicó su vida y su deseo y compromiso por construir un mundo más fraterno.



Añadir nuevo comentario